mail: correo@soaw.org
 
 
SOA Watch
Oficina Latinoamericana
 
Amnistía Internacional: Poder sin igual, Principios sin cumplir

Capítulo 4, Áreas de acción prioritaria

5. Investigar y suspender la Escuela de las Américas /WHINSEC y establecer medidas fuertes para la protección de los derechos humanos en todas las escuelas de capacitación militar, policíaca y de seguridad de los E.U.A. Aunque el Ejército Estadounidense afirma haber cerrado la Escuela de las Américas (SOA) y haber establecido la Western Hemisphere Institute for Security Cooperation (WHINSEC) como una institución totalmente nueva que por casualidad está ubicada en el mismo espacio físico, WHINSEC es esencialmente la misma escuela que SOA, con la misma misión principal-la de transmitir técnicas militares a miembros de las Fuerzas Armadas Latinoamericanas.

Como consecuencia de presión continúa sobre la WHINSEC-SOA por parte del público y del Congreso de E.U.A. durante la última década, se han dado varias reformas Entre ellas están: mayor supervisión externa, informes públicos adicionales y ampliación del contenido de la educación sobre derechos humanos. Sin embargo, los E.U.A. deben reconocer que la trayectoria de la escuela deja al Ejército E.U.A. con una carga especialmente pesada de responsabilidad para asegurar que la 'nueva' institución y todas las otras escuelas de capacitación militar, policíaca y de seguridad estadounidenses sean transparentes y que las escuelas, los estudiantes y los egresados sean obligados a responsabilizarse por cualquier violación futura a los derechos humanos.

En ese sentido, el gobierno estadounidense debe establecer como condición general que todos los futuros estudiantes y egresados aceptados para la capacitación militar, policíaca y de seguridad solamente pueden ser recibidos si su país de origen ha aprobado leyes y reglamentos eficaces que garanticen que tengan que hacerse responsables por cualquier abuso a los derechos humanos que puedan cometer en un futuro.

Para facilitar la prevención de abusos, el Congreso de los Estados Unidos debe aprobar legislación que requiera que el Ministro de Defensa revise y certifique que todos los cursos y manuales de capacitación estadounidenses militares, policíacas y de seguridad cumplen con las obligaciones de los Estados Unidos bajo el derecho internacional y humanitario. Durante los últimos años, el Ministro de Defensa ha revisado los materiales de la WHINSECSOA a título voluntario, pero dichas medidas para aumentar la transparencia y la confianza no deberían de depender de la buena voluntad del Ministro de Defensa.

El Congreso de los Estados Unidos debe requerir que el Departamento de Defensa evalúe e informe cada año sobre el progreso de todas las escuelas estadounidenses de capacitación militar, policíaca y de seguridad en cuanto a la integración a la capacitación militar de educación sobre derechos humanos y el estado de derecho.

El mismo informe debe también examinar si la investigación independiente de las prácticas y reformas anteriores de la WHINSEC-SOA puede aplicarse en forma sistémica a todos los programas de capacitación estadounidenses de militares extranjeros, de manera que las asignaturas sobre los derechos humanos sean la regla generalizada en lugar de la excepción.


Además, los cambios a la institución WHINSEC-SOA y a su plan de estudios no absuelven al gobierno E.U.A. de su responsabilidad de identificar y enjuiciar a los responsables de violaciones a los derechos humanos perpetradas anteriormente por la Escuela de las Américas , entre ellos oficiales anteriores y actuales del Ejército de los Estados Unidos que redactaron, aprobaron, o enseñaron con manuales que recomiendan tácticas ilegales tales como la tortura. El gobierno estadounidense debe tomar pasos inmediatos para establecer una comisión independiente para investigar las actividades anteriores de la SOA y sus egresados, especialmente el uso de dichos manuales en la capacitación SOA y el impacto de dicha capacitación.


La comisión independiente debe examinar las actividades de todas la demás escuelas estadounidenses militares, de seguridad y de capacitación y debe hacer recomendaciones para establecer medidas de protección para la prevención de violaciones al derecho internacional y humanitario. Debe examinar la necesidad indemnizaciones específicas para las víctimas de dichas violaciones y debe en particular trabajar junto con el Departamento de Justicia de los E.U.A para obligar a rendir cuentas a los que han convertido a los Estados Unidos en cómplices de violaciones a los derechos humanos en el extranjero a consecuencia de la capacitación y apoyo de estudiantes y egresados de la SOA.

Mientras esté pendiente la publicación de los resultados de la comisión de investigación arriba mencionada, la capacitación en la WHINSEC-SOA debe ser suspendida. Si no se establece responsabilidad estricta en este caso significaría mandar una señal de que la impunidad militar (en este caso dentro del Ejército Estadounidense) sí se permite, lo cual no sería aceptable por parte de un gobierno que se considera promotor de los derechos humanos y por parte de una escuela que ha intentado presentarse como una institución que enseña la responsabilidad militar y los derechos humanos.

La comisión independiente de investigación debe recomendar indemnizaciones apropiadas por toda violación de derechos humanos a la cual haya contribuido la capacitación en SOA incluyendo enjuiciamiento penal, compensación para las víctimas, y una disculpa pública.


Unmatched Power, Unmet Principles, p.67-69. ISBN 1-887204-34-2
© Amnesty International, 5 Penn Plaza, New York, NY 10001. Reproduced and translated with permission.